Lupa
Estás en: 

Cabrestantes

Cabestrantes eléctricos
139.99
(I.V.A. incluido)
Detalles
Grua  eléctrica para vehículos
459.99
(I.V.A. incluido)
(1)
Detalles
Cabrestantes  para quads
296.12
(I.V.A. incluido)
(1)
Detalles
Cabrestantes para motos Warn
512.04
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante para todo terreno
1027.17
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrantes portatil 220 v
379.41
(I.V.A. incluido)
(1)
Detalles
Cabestrantes de remolque eléctrico
142.44
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante eléctrico  Unicraft
145.14
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante mecánico manual
37.92
(I.V.A. incluido)
(1)
Detalles
Cabrestantes manual Nylón
37.92
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabrestantes de utilidad Comeup
605.61
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante 4X4 Warn tabor
1129.99
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante para el autorescate
1839.99
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante gran potencia
1952.55
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrantes eléctricos 220v
852.38
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabestrante de 220v Warn
2055.37
(I.V.A. incluido)
Detalles
Cabrestante gran potencia 380v
4419.99
(I.V.A. incluido)
Detalles

¿Que son los cabrestantes eléctricos o manuales?

 

Los cabestrantes eléctricos son unos dispositivos mecánicos, que están compuestos por un rodillo o un cilindro giratorio que se impulsa manualmente o por una máquina eléctrica o hidráulica, unidos a un cable que sirve para arrastrar, levantar objetos o grandes cargas, una de ellas es en el sector industrial como en la minería. En la minería los cabrestantes se emplean para la extracción de materiales y personal en jaulas.

 

Los cabrestantes manuales son aquellos dispositivos accionados por personas manualmente, en la antigüedad han sido muy utilizados para múltiples trabajos, minimizando el esfuerzo necesario para subir o elevar cosas, pero en la actualidad, aunque se siguen utilizando, son más demandados los modelos eléctricos por nuestros clientes, por la gran comodidad que tienen respecto de los manuales. Los llamados cabestrantes manuales, son muy adecuados para trabajos que requieran el arrastre de piezas más ligeras, pues son mecanismos mucho más sencillos, accionados manualmente por una manivela, y cuya única variante es el disponer de freno o no.

 

 

¿Para que utilizamos los cabrestantes eléctricos?

 

Ya en la época de los faraones hay vestigios de que los egipcios utilizaron los cabrestantes, por tanto, la utilidad desde entonces a ahora, no ha variado tanto, si lo han hecho los modelos de cabrestantes más novedosos. Pero tanto en la antigüedad como ahora, la principal utilidad de un cabrestante es la de servir al usuario, para poder levantar, elevar o arrastrar las mercancías o productos desde un punto a otro con mayor facilidad, que si la tuviésemos que levantar manualmente.

En la actualidad hay infinidad de trabajos que podemos realizar con un cabrestante, ya sea eléctrico o manual. Son enormemente útiles y efectivos tanto para empresas como para particulares. Un buen ejemplo son los todoterrenos 4×4 utilizan los cabestrantes, para engancharlos en algún árbol u otro vehículo, en caso de que haya quedado encallado o no se pueda superar un obstáculo. A veces se usan cinchas de un material sintético para arrastrar vehículos, porque el cable de acero se degrada mucho. Estos modelos de todoterreno son conectados mediante cables eléctricos a 12 v o 24 v a la batería del vehículo. En el mundo del mar también los cabrestantes son una herramienta indispensable tanto para los barcos de pesca para levantar pesos, como en los barcos deportivos o de ocio para girar velas o arrastrar botes etc.

Otras aplicaciones de cabrestantes pueden ser el remonte de materiales de construcción o tolvas en las industrias cementera, metalúrgica o el accionamiento de cadenas y cintas de producción en la industria etc.

 

 

¿Qué cabrestante tengo que comprar?

 

En la actualidad comprar un cabrestante es muy fácil, ya sea por internet o en comercios especializados, si bien la cantidad de modelos que existen en el mercado nos lleva a hacer una serie de recomendaciones para acertar con nuestra compra. En los modelos manuales es más fácil encontrar el modelo adecuado, pues al ser dispositivos más sencillos, nos bastara con elegir aquel que tenga la capacidad suficiente, para levantar las cargas que necesitemos elevar. Por el contrario, en los cabrestantes eléctricos los modelos y capacidades, así como complementos y funciones pueden ser múltiples y variados, por ello conviene concretar en primer lugar si necesitamos un modelo que funcione a 220 voltios para conectarlo a la red fija, o un modelo que funcione a 12 voltios o 24 voltios, si lo vamos a conectar a una batería de nuestro vehículo. Como segunda cuestión a concretar, deberíamos fijarnos en la capacidad que necesitamos, y seleccionar modelos cuya capacidad máxima supere claramente la capacidad que necesitamos. En tercer lugar, hay modelos de capacidades altas que disponen de varias velocidades, que, aunque puede ser interesantes para la efectividad de determinados trabajos, son opciones que encaren bastante el producto. Por último, algunos modelos más actuales, podemos adquirirlos con control remoto o mando a distancia, para controlar el cabrestante sin la incomodidad de los cables.

 

 

 

 

En nuestra tienda Servicios Globales de maquinaria encontrarás una gran variedad de modelos  baratos, tanto de corriente continua para vehículos, como de  corriente alterna para talleres empresas de igual modo, antes de comprar, si necesitas consultar cualquier duda, puedes consultarnos a través del correo electrónico: info@serviciosglobales.es